¿Cómo que trabajáis con perspectiva feminista?

En las descripciones que puedes leer del Centro psicosocial Ataraxia, entre otras cosas, siempre encontrarás que somos un espacio feminista porque somos profesionales formadas para ejercer desde una perspectiva de género.

¿Y qué significa esto?

Si leer “perspectiva de género” o “feminista” te hace pensar que trabajamos sólo con mujeres o que sólo nos importan los problemas de las mujeres, sigue leyendo.

La perspectiva feminista no es ni más ni menos que aquella forma de entender a las personas y las cosas que les suceden entendiendo en todo momento que todas sus vivencias están atravesadas y condicionadas por el género en el que han sido socializadas y con el que se identifican.

Hablamos de género, igual que del mismo modo podríamos hablar en este sentido de la raza, el lugar de origen, el hecho de tener o no discapacidad, tener diagnosticada una enfermedad mental o no, pertenecer a una clase social o a otra… Nos referimos, ni más ni menos, al contexto social donde nos desarrollamos las personas.

Nuestras vidas van más allá de los sucesos que nos ocurren. Nuestro género, edad, raza, condiciones de salud, condiciones socioeconómicas, etc. dicen mucho de nuestras vidas.

Trabajar con personas teniendo en cuenta el feminismo no es, ni más ni menos, que entender cómo ha influido su género en todas sus vivencias -o al menos aquellas con las que trabajamos durante el proceso terapéutico-.

Por tanto, no, no quiere decir que sólo trabajamos con mujeres. De hecho, el feminismo es igual de importante para entender las vivencias de todas las personas, puesto que las personas socializadas como hombres también han asimilado un modelo de género a menudo bastante perjudicial para su bienestar. Por ello no es nada raro cuando trabajamos con hombres encontrarnos con que reprimen más sus emociones, encuentran grandes contradicciones entre sus necesidades afectivas y emocionales en sus relaciones significativas y lo que han aprendido que deben hacer desde la masculinidad, influye en su sexualidad, en el modo en el que se relacionan con otras personas en diferentes espacios (de pareja, de trabajo, en la familia, con amistades, etc.).

Por supuesto, esto no quita que buena parte de nuestro trabajo en diferentes ramas se base en visibilizar y trabajar por reparar las desigualdades sociales que afrontamos las personas socializadas como mujeres, puesto que no dejamos de encontrarnos en una sociedad con normas socioculturales de carácter patriarcal y machista, que otorga una serie de privilegios a una parte y se los resta a la otra, añadiendo violencias de todo tipo.

Entendernos desde nuestro género es una de las claves para poder conocernos de verdad, pues el género impregna todas las áreas de nuestra vida, hasta las más invisibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.